Skip to content

Aaron Swartz, el Robin Hood del mundo virtual

Aaron Swartz - MD Marketing Digital

Una suerte de torbellino de libertades intelectuales en tiempos de liberaciones y primaveras muchas veces caóticas. Aaron Swartz es, o era, uno de los elegidos de esta nueva generación de genios instantáneos, de estos nuevos genios que el escenario digital nos ha brindado, un verdadero icono lleno de polémicas inconclusas, que hace pocos días ha decidido decir basta, en la oscuridad de su oscura vida, prefirió guardar su último aliento, su último grito. No pudo soportar tanto dolor, parece que no tuvo fuerzas para luchar contra lo que él consideraba injusto y desigual. Muchos nos hemos preguntado quien estaba detrás de ese nombre y la respuesta vino con un sólido obituario en un medio que hubiera sido impensado hace unos años atrás  para un joven como Aaron de solo 26 años, sin carrera universitaria, ni estudios formales. El prestigioso y ,cada vez más actual ,“The Economist” le ha dado lugar a Aaron en su obituario semanal y nos cuenta algunas cosas: dice el semanario que Swartz era un apasionado lector de filosofía, también que fue un sufridor de interminables migrañas. Hace mención a que había pergeñado infinidad de “delitos informáticos” en pos de poner a disposición de todos, información de unos pocos. Demostró ser uno de esos escasos espíritus libres que no fue seducido frente a las tentaciones que generan las grandes corporaciones…

Espíritu similar al que llevo a Steve Jobs junto con Wozniak, ambos socios fundadores de Apple,  a  comenzar su carrera como entrepreneurs dando nacimiento a una de las compañía más importante de la economía actual. Con el flujo de los primeros millones se vio mutar a Apple en una codiciosa maquinaria de generar millones.  Razón, entre algunas otras, por la que Wozniak eligió otros rumbos distintos a los de Jobs alejándose de Apple. Bill Gates, otro genio de época, también transitó estos caminos de compartir, luego los abandonó al igual que Jobs, para finalmente retomarlos aunque en otro formato con sus inmensas labores filantrópicas.

Volviendo a Swartz  sabemos que era  hijo de un ejecutivo de una empresa de computación. Como Jobs (Reed College)  y como Gates (Harvard) abandono la universidad, en este caso Stanford pero antes de eso ya había abandonado el colegio convirtiéndose en un verdadero autodidacta. Se alimentaba de información, prefería la filosofía y era un prodigioso lector.  Entre los 12 y los 13 años fue creador de theinfo.org, algo así como una Wikipedia antes de Wikipedia, desde donde se proponía compartir todo el conocimiento en un solo sitio web.  A sus 14 ,también según The Economist, ya trabajaba con Tim Berners-Lee, creador de la World Wide Web, con quien contribuyó para desarrollar la Web Semántica con el sentido de mejorar las posibilidades de compartir información. Fue coautor de las especificaciones RSS  1.0. También, entre medio de sus luchas de principios, tuvo tiempo para la creación de algún éxito comercial. Así nació Reddit, una plataforma para compartir que lo elevo al pedestal de los creadores de éxitos comerciales, al ser vendida a Conde Nast. Fundó Creative Commons, desde donde se pudo simplificar las licencias de copyright tanto como para poder obtener esta foto suya desde ese sitio.

Aaron Swartzman - MD Marketing Digital
Jacob Appelbaum, CC BY-SA

Sabemos que varios fueron los que intentaron seducir a este héroe del mundo actual, Google entre ellos, pero este Robin Hood del ciberespacio no quería compromisos, ni cargos, ni sueldos, ni pomposas oficinas.

Swartz, soñaba con un mundo compartido, con un mundo en donde las ideas estuvieran ahí, al alcance de las manos de todos. Su sueño se convirtió en su lucha y su lucha, incansable por cierto, se convirtió en su pesadilla. Hace unos años fue apresado por la policía cuando fue a recoger una laptop que había escondido sobre un armario tapado por las cajas de un homeless desde donde se conectó supuestamente con el MIT y descargo con un  código muy simple toneladas de información subiéndolas a la nube al alcance de todos. Compartir. Era información académica, subvencionada en su mayoría con fondos públicos y que él consideraba justo que fuera de libre acceso. Por dicho acto se enfrentó a una condena de hasta 35 años de cárcel, aún cuando el MIT y JSTOR, propietarios de dicha información,  habían llegado a un acuerdo con él. Fue la fiscalía la que siguió su camino inexorable puesto que robar información es un delito, eso es lo que dice la ley.

La depresión que siempre golpeó sus puertas y esta incansable guerra que libró contra monstruos propios y ajenos, terminó en una batalla perdida que se llevó hasta su propia vida. Su energía vital se agotó, al menos la que lo ayudaba a sobrellevar sus penas y sus desvelos en este mundo, aunque parte de su energía sigue viva…

En alguna habitación oscura, de algún lugar del mundo real, y también del virtual, hay otros Aaron Swartz, con otras MacBook Pro encendidas. Pequeñas luces en un mundo que hoy sigue siendo codicioso y repleto de avaricia, pequeñas estrellas que iluminan este oscuro cielo que Aaron también ha compartido con nosotros.

El obituario  que pusieron sus amigos y su familia dice:

“Usó sus prodigiosos talentos como programador y tecnólogo no para enriquecerse, sino para hacer Internet y el mundo un lugar más justo y mejor”

El MIT dice, quizás honestamente, que quiere aprender de estos eventos… http://web.mit.edu/newsoffice/2013/swartz-analyis-charge.html

Quizás Aaron, o algunas de las pequeñas luces que siguen encendidas, algo hayan logrado.

 

Experto en SEO - MD Marketing Digital
Claudio Heilborn – CEO de MD Marketing Digital

 

5 comments

  • Juan Aguerre

    Internet es el único medio verdaderamente democrático y libre. Swartz fue una de las primeras personas que entendió esta verdad y luchó para que el mundo la conociera. Siempre será recordado

    • Hay iniciativas por modificar las practicas democráticas, de hecho hay un argentino @santisiri que propone una democracia participativa directa con políticos elegidos con un mandato de votar estrictamente lo que le indica la mayoria online. Siganlo en twitter que es alguien con ideas novedosas y alineadas con los nuevos conceptos que emanan de esta realidad compartida. Gracias por compartir tus ideas Juan!

  • Más allá del estar de acuerdo o no, vale la pena recordar gente como Swartz, con valores que dejan enseñanzas y se pueden usar como ejemplo, o modelo a seguir. Muy buena la nota, un par de datos que desconocía y me parecieron sorprendentes.

  • Bea

    un héroe… un mártir. Quizás los años le sepan distinguir con el honor que en vida no quiso tener, pero que merece por haber contribuido a un mundo mejor con lo mejor que sabía hacer.

Comments are closed.