Skip to content

Se acerca el invierno para la música en streaming

El marketing digital evoluciona de la mano de la tecnología y los desarrollos en internet también. No olvidemos que la conexión a internet era dial up (por marcado) hasta el año 2000. Ya sabemos que todo lo relacionado a internet evoluciona a velocidades distintas a las del mundo real, hace unos pocos años navegábamos por Netscape, Altavista era el buscador estándar pero los que queríamos estar algo más en la vanguardia usábamos Yahoo o Lycos, Facebook no era más que un sueño del Sr Zuckerberg, todos charlábamos por icq, chateábamos por msn y no había persona tecnológica que no usara Blogspot para darse a conocer o escribir sus pensamientos. Bajábamos música por Napster ya que el recientemente creado formato mp3 que nos permitía descargar canciones comprimidas en un tiempo “razonable” media hora o cuarenta minutos, algo que hoy vemos cómo ridículo e impensable. Hoy todo esto es parte del pasado y muchas de estas compañías ni siquiera existen y entre ayer y hoy hay solo unos pocos años.
Este vértigo de noticias y de desastres hace fundamental estar muy pendientes de las novedades y las tendencias del mercado. Ya que para todos los que estamos vinculados al marketing digital es necesario realizar el debido seguimiento de todas las tendencias que van surgiendo y que actualmente se perciben en este mercado tan volátil. Decimos esto tomando en cuenta que en cada una de ellas se puede desarrollar la explotación de publicidad online, esas son oportunidades que tenemos y ser primeros puede darnos una ventaja relativa importante. Un ejemplo claro es el fenómeno de videos online, una tendencia que está en constante evolución y en la que nuestros clientes invierten anualmente grandes cifras millonarias.

 

grafico 1

 

Los miles de millones que hay en danza en pauta publicitaria marcan la importancia que existe alrededor de estas tendencias, hoy nos enfocaremos en el inicio de una batalla alrededor de un servicio que ha dado mucho de qué hablar, la música en streaming.  Como si se tratara del inicio de “Juegos del trono”, el mes de mayo ha significado el planteamiento de un escenario que dará mucho de qué hablar en este 2015.

Y es que en la actualidad toda plataforma digital debe tener presente que para sobrevivir es necesario reinventarse e innovarse constantemente, algo que sin duda tiene muy claro el sueco Daniel Ek, director de Spotify. Afirmamos esto ya que, como muchos saben, días atrás el servidor de música en streaming anunció su apertura al vídeo, con la realización de producción audiovisual propia, servicios informativos, podcast y un acercamiento mucho más emocional a sus usuarios.

En pocas palabras con esta medida la aplicación quiere decir entre líneas “Querido Google, no le tengo miedo a batallar con  Youtube”.

 

Y es que el site, considerado como el invento del año en 2006, tiene todo el derecho de tomarse personal la acción de su “rival”, si tomamos en cuenta que Spotify se ha puesto en contacto con empresas dedicadas en generar contenidos  para Youtube, con la finalidad de producir videos propios.

Pero hay que preguntarse qué generó que la aplicación de orígenes europeos cambiará su foco sobre la música, pues básicamente se puede argumentar que el deseo se enfoca en masificarse.  Su crecimiento desde sus inicios han sido más que notable y  lograr la cifra de 60 millones de usuarios activos (15 millones de estos son suscriptores pagos) ha sido la excusa perfecta para refrescar su filosofía.

Ahora bien, la acción del sueco Ek no puede ser catalogada como el inicio de la batalla ni mucho menos, en el cierre de 2014 ya Google había dado el primer golpe con el anuncio de lo que será Youtube Music Key.

Este servicio por suscripción, que está planteando lanzarse en septiembre, será la integración de Google Play Music con la posibilidad de visualizar videos musicales sin anuncios e incluso descargándolos offline. Del mismo modo  se puede afirmar que la compañía de Mountain view esperaba los movimientos de su rival, para preparar así un contrataque  a lo que será en estos meses un daño considerable en la cuota de mercado de su servicio de streaming.

Sin duda alguna, esperamos las nuevas actualizaciones de Google para poder desarrollar una comparación cara a cara de ambos servicios (Como si se tratara de Tyrion Lannister y Daenerys Targaryen).

Apple, el enemigo que todos temen en la batalla por el trono.

Sin duda alguna ante todos estos sucesos nadie iba a pensar que la manzanita se fuera a quedar como un espectador más.  Y es que desde el primer instante en el que Apple realizó la compra de Beats Music (LINK), se conoció que su objetivo es desarrollar un servicio mixto, que ofrezca escuchar canciones por streaming y además la posibilidad de comprarlas por menos de un dólar.

Una medida que se realizará luego de que Apple asumiera quedar golpeada tanto con el avance arrollador de Spotify como también con la nueva iniciativa de Google, pero Tim Cook y su equipo preparan una venganza. No queremos tampoco señalarlos, pero esta acción se basará en dos factores fatales para sus competidores: En primer lugar ejercer presión a las discografías para que retiren sus licencias en la aplicación europea, y en segundo plano ofrecerles a estas el pago de los ingresos que genera la música en Youtube, con la única condición de que eliminen su música gratuita en la web.

En pocas palabras Apple está sacando toda la artillería para desbancar a sus dos rivales, previo a lo que sería un hipotético lanzamiento de su nuevo servicio de música en streaming.  ¿Y cómo no hacerlo? Si tomamos en cuenta que los ingresos generados por Itunes han llegado a superar los 5000 millones de dólares, en pocas palabras la empresa fundada por Steve Jobs quiere seguir reinando en el mundo de la música.

Ahora bien, para nosotros los marketineros no podemos observar sin preocupación cómo se desenvuelve esta disputa por el trono, porque el campo de batalla es el terreno sobre el que gran parte de nuestros anunciantes buscan posicionar sus productos. Veremos con atención los nuevos contendientes y los cambios de posiciones en lo que resta de 2015.

De esta manera la mesa está servida, mucho dinero está en juego y los que tendrán la última palabra serán los usuarios, pero hay que estar muy atentos a las próximas acciones de cada uno de los implicados.

El honor está en disputa, cómo diría Cercei Lannister “Cuando se juega al juego de tronos sólo se puede ganar o morir. No hay puntos intermedios”.

 

 

One comment

Comments are closed.