Skip to content

Ariel Landsberg

Licenciado en Publicidad de la UCES, amante de la tecnología y la naturaleza. SEO Specialist con trayectoria en desarrollo de negocios y experiencia como Brand Manager. Entendimiento 360 de negocios con marcado perfil digital.

¿Qué es y cómo funciona el performance marketing?

Que es el performance Marketing

Última Actualización noviembre 18th, 2021 at 08:24 am

Performance marketing: todo lo que debes saber acerca de este modelo de marketing online

¿En alguna ocasión escuchaste hablar sobre el performance marketing ó performance mkt? ¿Resultados, rendimiento? ¿Alguno de estos términos te llama la atención?

Pues bien, hoy te traemos un artículo cargado de información. En primer lugar, queremos contarte qué es el Performance Marketing y en qué aspectos se diferencia el marketing tradicional. Otro punto importante son las herramientas utilizadas en esta estrategia de publicidad y cuáles son las ventajas que tiene frente a otras.

¿Qué es el Performance Marketing?

Para empezar y, en un ataque de sinceridad, te diremos que a los que hacemos marketing, del tradicional y del digital, nos encantan los términos en inglés. Parece que ninguna conversación con un equipo de marketing puede escapar del uso de estos términos. 

Por eso hoy hablamos del MVP y de las KPI, del buyer persona, del customer journey. Sí, términos raros para quienes no están adentrados en este mundo. Inevitablemente, alguien que nos vea desde afuera podrá pensar que somos los tíos más ridículos, y con algo de razón…😁

En definitiva, si haces marketing o estás en contacto con gente del marketing, debes conocer esta terminología que se usa para entender qué demonios está queriendo decir esta gente tan rara… 

Bueno vamos al lío entonces: 

El performance marketing no es otra cosa que el marketing de resultados, o el marketing orientado al rendimiento de la inversión. Dicho en otras palabras, este tipo de estrategia se da cuando inviertes, pero solamente teniendo en cuenta los resultados obtenidos o los teóricos a obtener, es decir, por las conversiones que tengas de tu anuncio o tu pauta ( por ejemplo, podría ser este mismo contenido que estás leyendo), sea cual sea el objetivo que te hayas planteado: una suscripción, likes, clicks, una descarga o una venta. 

En ti quedará adjudicar un valor a cada conversión y esa es una de las tareas más complejas en este tipo de estrategias. Pero no te centres ahora en esto porque ya lo hablaremos en futuros artículos a desarrollar.

De esta forma, se hace un traspaso de lo que era el pago por click o por impresiones, a presupuestar y diseñar la pauta únicamente por el resultado teórico que puedas obtener de tu inversión. Ahora bien, como el factor que indica si una campaña fue exitosa son los datos reales medibles, la optimización tiene que ser veloz.

Esto quiere decir que, quien lleve el performance marketing de tu negocio, deberá llegar a tu público de manera adecuada e inmediata, es decir, estar en el momento y en el lugar adecuado para captar a la audiencia. Y, para hacerlo de manera efectiva y viable para tu presupuesto, nunca olvides que en este tipo de pautas se invierte solo contra resultado medible. Y aquí es donde se centra el desafío de esta estrategia. 

Ahora bien, antes de entrar de lleno en el performance marketing digital, queremos enseñarte cuáles son las diferencias que tiene con el marketing tradicional, ya que muchas veces puede ser algo confuso.

Comparativa entre Performance Marketing y Marketing Tradicional

Comparativa entre Performance marketing y marketing tradicional

Si te estás iniciando en este nuevo mundo digital, quizás una de las incógnitas que primero se te viene a la cabeza es ¿Cuál es la diferencia entre el marketing tradicional y el performance marketing? Y la verdad es que son muchas.

Si bien la base es la misma, publicitar y vender, cuando hablamos de marketing en general, nos estamos refiriendo al marketing tradicional, es decir, a la publicidad tradicional que responde a las 4P (producto, precio, plaza y promoción).

Gracias a la llegada de internet, esa base de publicitar y vender se volvió, quizás, un poco más ambiciosa, y el nuevo marketing online ahora centra su atención en el usuario, en fidelizarlo, en crearle una experiencia, en interactuar con él y conocer sus necesidades y sus deseos, para generar así un usuario cercano a la marca y mucho más proclive a una futura conversión. Si, no olvidemos que en Marketing siempre buscamos algo a cambio, y habitualmente esto que buscamos, es vender. 💰

En otras palabras, con el marketing digital se empieza a pensar no solo en vender más y más, sino en escuchar al cliente y saciar sus necesidades con aquello que anhela y necesita, para atraerlo y fidelizarlo. En definitiva, tú dirás que todo esto también tiene como último objetivo el vender más. Por supuesto que sí. 😋

A continuación te contamos un poco más acerca de las grandes diferencias entre el marketing digital y los medios tradicionales:

– Impacto de las redes sociales

No hay dudas de que las redes sociales generaron un antes y un después en la historia de la comunicación y, sobre todo, en el marketing. Hoy en día, si no estás dentro de la red, no existes, o por lo menos mucha gente dudará de que realmente existas.🤔 Claro está que no vas a estar solo por figurar, debes estudiar a tu público para ver si es rentable que aparezcas, ya que no todas las redes sociales funcionan de la misma manera, y tu público hace usos con distintas intenciones de cada una.

Anteriormente, cuando se quería publicitar un producto o servicio, se utilizaban por lo general, los medios de comunicación tradicionales para tener una llegada más masiva. Pero la desventaja de esa forma de comunicar, era que el mensaje enviado era unidireccional. No había feedback con el usuario ni una forma realmente confiable de medir los resultados, pero ese es otro tema del que también hablaremos en el futuro.

En la actualidad eso cambió, y mucho, ya que con las redes sociales o sitios web, puedes estar en constante interacción con tu público y escuchar sus opiniones, sus ideas y sus necesidades. Y eso hoy es la clave para hacer buenos negocios y conocer las necesidades y opiniones de tu público a través de internet.

– Aparición del marketing de contenidos

Otra de las grandes diferencias es la aparición del contenido en los sitios web. Esto se remonta a la llegada de internet cuando se empezaron a crear blogs personales, donde cada uno escribía sobre lo que quería y lo “colgaba” en internet a la vista de todos, o a los famosos tutoriales de YouTube.

Gracias a eso comenzaron a incrementarse las consultas en los buscadores y, viendo cómo respondía la sociedad a esto, las empresas aprovecharon esta oportunidad y así nació el marketing de contenidos, que consiste en crear contenido en blogs y en los diferentes canales de YouTube con tutoriales, imágenes, videos y artículos.

– Posicionamiento SEO

Algo que cambió por completo el mundo del marketing tradicional fue la visibilidad y el posicionamiento SEO. ¿Por qué? Porque está ligado con la aparición de internet y con la llegada a más y más usuarios que quizás estaban buscando otro producto o servicio y se toparon con nuestra página.

El SEO es la optimización de motores de búsqueda y, según nuestra forma de ver el posicionamiento orgánico, es lo más valioso que puede aspirar a tener una empresa, claro que visto desde el lado virtual. La realidad es que si una persona, negocio o empresa no es visible y no está en internet, pues no existe. Por más duro que suene, es así.

Anteriormente, la visibilidad se daba por el boca en boca y recomendaciones, confiando plenamente en las experiencias de esa persona, ya que no se podía investigar. En la actualidad, figurar en las primeras páginas de Google es sinónimo de confianza y credibilidad. En definitiva, posicionarse en internet es hacer Branding.

– Nuevo usuario vs antiguo usuario

¿Te acuerdas que te contamos más arriba que el mensaje unidireccional que se enviaba en el marketing digital era masivo y los usuarios eran influenciables por la publicidad? Pues ese cliente quedó atrás con la llegada de internet, puesto que ahora es muy crítico y está muy informado.

Los consumidores tienen información al alcance de la mano, con solo hacer un click en el buscador, están al tanto de lo nuevo, de los mejores productos, buscan recomendaciones en reseñas, leen blogs y se pueden hacer su propia imagen acerca de tu marca a través de esta información que figura, o no, en internet.

Herramientas del Performance Marketing

Performance Marketing que es

Ahora bien, para poner en marcha el performance marketing no hay que quedarse de brazos cruzados esperando resultados. Hay que trabajar, y mucho. Por eso te contamos aquí cuáles son algunas de las herramientas que no deben faltar en tu estrategia de marketing:

– Campañas PPC

Pago por click o pay per click. No caben dudas de que es la publicidad con retorno de inversión más rápido, inviertes e inmediatamente tienes resultados, ya que aquí solo pagarás los anuncios en los que el usuario hace click para visitar tu publicidad. Sí, ¡así de sencillo y eficiente es! 😉

Puedes optar por no pagar por impresión ni exposición, por ello puedes controlar tu presupuesto y segmentar según el público que desees y, de esa forma, puedes sentarte a medir resultados inmediatamente. ¡Así de rápido es! Estas campañas se pueden realizar en Google, Facebook, Instagram y LinkedIn Ads.

Ahora te explicaremos cada una, ¡no desesperes!

Google Ads: esta plataforma es la indicada para que realices anuncios en Google, Gmail o YouTube. Puedes hacer campañas de búsqueda, es decir, las búsquedas activas de los usuarios por tu producto (¡aquí son clave las keywords!); campañas de video, la más conocida es la publicidad de Youtube, como tipos de anuncios de vídeo existen Trueview, los bumpers publicitarios y los anuncios outstream; y por último las campañas de shopping, que son aquellas que muestran fichas del producto con una descripción del mismo (información, precio, título, etc.) para venderlo.

Bing Ads: esta es otra de las plataformas que ofrece pago por clic (PPC), tanto en Bing como en Yahoo! Search. En algunos países, aunque su tráfico es incomparable contrastando con Google, vale la pena tenerlo en cuenta ya que puede traerte clicks más económicos, algo que tener en cuenta es que muchos ordenadores vienen con Bing preinstalado como buscador, de hecho en algunas corporaciones no se puede cambiar. Este buscador es la solución de publicidad de Microsoft y muestra anuncios en la zona superior, inferior o en la zona derecha de los resultados de búsqueda de Bing, Yahoo! y MSN. Es más importante en los Estados Unidos donde ocupa un 5% de las búsquedas.

Facebook Ads: como su nombre indica, esta plataforma está destinada a hacer campañas publicitarias en Facebook (es el gran rival de Google). Los beneficios son segmentar a tu público, de manera que llegues sí o sí a aquellos que quieres. Dentro de Facebook existen diferentes tipos de campañas de acuerdo al objetivo de tu anuncio, quizás quieres mayor tráfico en tu web, que hagan click en tu publicidad, que visiten tu sitio web, mejorar el alcance de las publicaciones. En fin, es ideal que, si no conoces el uso de Facebook Ads, entres y conozcas mejor la plataforma. Hay mucho por hacer allí.

Instagram Ads: otra de las plataformas indicadas para gestión de campañas CCP, es Instagram Ads. Gracias a que es una red social más descomprimida que Facebook, se ha vuelto la preferida por muchos para realizar sus anuncios, ya que promete grandes impactos publicitarios (pero, si tu público está en Facebook, ¡por favor usa esa red social y quítale el jugo!, 🙏🏻 de nada vale que publicites aquí si no vas a tener ni visitas ni clicks). Habiendo dicho esta aclaración, en Instagram también puedes segmentar a tu público y elegir el tipo de campaña de acuerdo a tu objetivo, ya sea tráfico, viralidad o branding, entre otros.

LinkedIn Ads: por último nos encontramos con LinkedIn Ads. Si lo que buscas es llegar a un target más profesional y empresarial, esta es tu plataforma por excelencia. Si bien no tiene la misma cantidad de usuarios que quizás tiene Facebook o Instagram, en esta plataforma podrás encontrar profesionales específicos que son casi imposibles de identificar en otras redes sociales. Es ideal para segmentar tu público objetivo de una manera en la que no podrías hacerlo en ninguna de las otras plataformas. Los clicks son más costosos pero, si sabes usarla, podrás encontrar buenas oportunidades allí.

– Analytics

Por último, pero no menos importante, llegamos a las mediciones. Medir tus resultados es fundamental para saber dónde estás parado y de ahí tomar decisiones para mejorar las conversiones de tu empresa o negocio.

Las plataformas de Analytics son perfectas para este tipo de tarea y tiene la ventaja de la evaluación y comprensión del interés de los visitantes en el sitio.

Ventajas del Performance Marketing

que es el performance marketing

Por si aún no estás muy convencido con el Performance marketing, te traemos las ventajas y beneficios que tiene para que entiendas las razones por las que tienes que apostar por esta estrategia:

– Objetivos basados en la conversión

Como bien te explicamos al principio, los objetivos y las metas las pones tú, ya sean ventas, likes, leads o clicks. Esto te permitirá conocer el beneficio real de toda la estrategia del performance marketing. 

– No más costes de oportunidad

Esto es así porque, al diseñar tus campañas de acuerdo a los rendimientos esperados, ya no invertirás dinero en campañas sin haber presupuestado la rentabilidad que podrían traerte las acciones que has decidido llevar a cabo. Esta estrategia de marketing permite realizar costes estimativos que te facilitará presupuestar los costos de tu estrategia y los resultados esperables a través de ella.

– Variedad de canales

Una de las mayores ventajas que tiene es la gran variedad de canales de comunicación en los cuales desplegar todo su potencial: ya sea en el email marketing, en las redes sociales, en los blogs con el marketing de contenido o en los mismos sitios webs.

– Mayor optimización

¿A qué nos referimos con esto? Gracias a la medición de resultados, vas a poder mejorar y optimizar tus campañas constantemente. Con la herramienta de Google Analytics, por ejemplo, podrás ver cuáles son tus acciones que mejor resultado están dando y así poner tu energía en ellas para generar mayores conversiones.

Ahora que ya conoces un poco más sobre el Performance Marketing, estás listo para ponerlo en marcha en tu empresa. El resultado es una mejora constante de la publicidad de la marca.

5/5 - (1 voto)
Claudio Heilborn

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

volver a inicio

¿Interesado en el
MARKETING DIGITAL?

Mejora tu presencia en Internet HOY
No te pierdas las novedades del mundo digital.
Cada semana te contamos cómo hacer crecer tu negocio.

No divulgamos tu información.